Positive bias is a defining characteristic of aging to the same extent as declining performance

Authors:
Teresa Simón, Aurora G. Suengas, Trinidad Ruiz‐Gallego‐Largo, Javier Bandrés
Published Online:
11 Sep 2012
DOI:
10.1080/00207594.2012.718781
Pages:
704-714
Volume/Issue No:
Volume 48 Issue 4

Additional Options

El propósito de este estudio fue analizar si una de las supuestas ganancias del envejecimiento –el sesgo positivo– discrimina entre participantes jóvenes y mayores en la misma medida que algunas de las pérdidas en el rendimiento cognitivo –el recuerdo y la observación de la fuente– que vienen con la edad. Dos diferentes grupos de edad (N = 120) – joven (M = 22.08, SD = 3.30) y mayor (M = 72.78, SD = 6.57) – llevaron a cabo tres tareas experimentales con diversos niveles de dificultad, las cuales incluyeron recuerdo, reconocimiento y discriminación del origen, usando como estímulos imágenes, caras y descriptores personales intercambiados en una conversación. Los resultados del análisis discriminante realizado con veinte variables dependientes indicaron que seis de ellas fueron clave para discriminar entre los participantes jóvenes y los mayores. Los participantes jóvenes superaron a los participantes mayores al recordar imágenes y al reconocer los descriptores intercambiados en una conversación, así como al señalar el origen de éstos. La habilidad para reconocer imágenes vistas previamente, la cantidad de agrado que éstas produjeron y el reconocimiento de caras con expresiones positivas –todo ello superior en los participantes mayores– fueron igual de importantes para discriminar entre los dos grupos. Por tanto, las variables relacionadas con un sesgo positivo –cantidad de agrado y reconocimiento de expresiones positivas– caracterizan a las diferencias que son una función de la edad, lo mismo que las variables relacionadas con el rendimiento cognitivo, tales como el recuerdo y la discriminación de origen. Además, las cantidades de agrado evocadas tanto por las imágenes como por las caras también fueron significativamente más altas en los participantes mayores con mejor rendimiento cognitivo que en aquellos con peor rendimiento. Este efecto no se observó en los participantes jóvenes. Se interpreta los resultados dentro del marco de la teoría socioemocional como evidencia de un sesgo positivo en la vejez. También se discute la conexión entre un sesgo positivo y el mantenimiento del rendimiento cognitivo.

© International Union of Psychological Science